INSIGHTS

La incertidumbre de lo cierto

Oct 2022

Capacidades asociadas:

Estrategia y mejora continua

Al consultar en Google el significado de incertidumbre, esta condición supone la  falta de seguridad, confianza o certeza sobre algo, especialmente cuando ese algo crea inquietud.

Por: Enrique Bravo

 Pues bien, en el ámbito empresarial y en particular en los tiempos que corren en nuestro país y el mundo, creo firmemente que el significado de la palabra incertidumbre antes descrito es más que certero.

Hoy más que nunca la plana ejecutiva, así como los demás niveles de gestión, se están  preguntando ¿cómo terminará el 2022? ¿Cómo vendrá el 2023?

Permítanme  hacerles un spoiler… El cierre de 2022 será complejo y el 2023 será un periodo de ajuste donde el potencial camino que tomen los negocios usará todo el  significado del término incertidumbre.

Entonces, ¿qué podemos hacer? Ante esa pregunta hay una frase que me gusta mucho y que nos ha marcado como consultora: “prepárate para lo peor, siempre esperando lo mejor”. Eso lo desplegamos para  nuestros clientes y para nosotros mismos a través del uso y aplicación de una serie de herramientas y metodologías que nos permiten “prepararlos” de manera constante para la peor condición, sin perder de vista el crecimiento y la rentabilidad del negocio.

La planificación basada en “escenarios” para los tres niveles de gestión de una empres -estratégica, táctica y operativa- considerando el enfoque de múltiples perspectivas de trabajo, como por ejemplo, la financiera, la comercial, la operativa, la tecnológica, la de infraestructura, la organizacional y la social; permiten definir hojas de ruta  de trabajo ante posibles escenarios.

No se trata de adivinar si ganará el rechazo o el apruebo, o si la economía china se acelerará o desacelerará. Se trata de estimar previamente  la combinatoria de escenarios más probables y sobre estos desplegar planes de acción potencialmente aplicables y preparar a la organización para tal efecto.

Obviamente, hay un grupo de acciones comunes que se deberán implementar independiente del escenario que se materialice. Sin embargo, las ventajas competitivas se marcan en la diferenciación de los detalles y son esos detalles los que se especifican para un escenario u otro, haciendo posible que la empresa esté preparada para lo peor esperando lo mejor.

Así ya lo hemos probado en diferentes empresas de sectores tan diversos como minería, salud, retail, logística, educacional y un largo  etcétera, tanto en Chile como fuera del país.

¿Ustedes como empresa, están preparados o solo esperan que los muevan las  circunstancias? Espero que estén preparados para lo único  cierto que viene en el futuro inmediato: la incertidumbre.

 

¿Quieres saber más sobre cómo valorar tu propuesta? Escríbenos

 Por:  Hipólito Escalona  CEO de New Genesis